miércoles, 9 de marzo de 2011

Mazatlán: Resumen de la masacre en Antares; 6 muertos


Con toda la tranquilidad del mundo, un comando de al menos 15 hombres fuertemente armados y encapuchados abrieron fuego con rifles de asalto sobre un numeroso grupo de carnavaleros que tenían la banda tocando en el estacionamiento de la disco "Antares", en la avenida del Mar.

El saldo, hasta anoche, era de seis muertos y por lo menos 21 heridos, aunque ni la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, ni la Procuraduría General de Justicia del Estado y mucho menos el Ejército, había ofrecido información oficial sobre lo ocurrido.

Ante la confusión, durante todo el día surgieron versiones no oficiales que especulaban sobre el número de muertos y heridos.

Incluso policías aseguraban que habían sido ocho los muertos y 25 los lesionados, quienes fueron trasladados a diversos hospitales de la ciudad, situación que tampoco pudo ser confirmada, pero tampoco desmentida por las autoridades que adoptaron la postura del avestruz.

Cabe destacar que al lugar acudieron tanto el secretario de Seguridad Pública Municipal, Víctor Zataráin Cedano, su homólogo a nivel estatal, Francisco Córdova Celaya, así como el subprocurador de Justicia, Jesús Antonio Sánchez Solís.

Sólo el primero atendió brevemente a los reporteros, en tanto los funcionarios estatales rehuyeron a la prensa, eso sí, no salían del asombro por la masacre ocurrida el amanecer del último día de Carnaval.

Ataque con sello del narco

Poco después de las cuatro de la mañana, tras concluida la presentación del cantante de narcocorridos, Gerardo Ortiz, en el publicitado "Tradicional Baile de Carnaval", la gerencia del "Antares" cerró las puertas al público.

Pero en el estacionamiento siguió ofreciendo servicio a sus clientes. Tan así, que bajaron mesas y sillas al estacionamiento, sirvieron bebidas y hasta una banda de música empezó a tocar.

Se habla que al momento del ataque había por lo menos unas 60 personas. Tal vez más.

De hecho, hay versiones de inspectores de comercio de Oficialía Mayor que aseguran que llegaron y advirtieron a los presentes y a los encargados del antro, que no podían estar ahí, que por favor se retiraran.

En respuesta al parecer recibieron una amenaza.

Para evitar problemas, los empleados municipales se retiraron, pero antes hicieron del conocimiento a los encargados del operativo policiaco para que procedieran a imponer el orden.

Pero el operativo nunca llegó.

Fue a las cinco y media aproximadamente cuando al lugar llegaron dos camionetas, repletas de hombres armados con rifles AK-47 y bajaron, del malecón hacia el estacionamiento, abriendo fuego sobre los carnavaleros.

A las primeras detonaciones, empezaron a caer, algunos heridos, otros muertos, otros más corrían rumbo al monte, otros más buscaban refugiarse de la lluvia de balas, debajo de los vehículos y de las mesas.

Todo era llanto y confusión.

Luego de algunos minutos, que parecieron horas para los testigos, los agresores subieron a sus unidades y se fueron.

A los pocos minutos arribaron al lugar varias patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, de la Policía Ministerial, del grupo especial de la Procuraduría de Justicia y por supuesto del Ejército Mexicano.

Policías preventivos se quejaron que ministeriales y militares los "corrieron" del lugar, ya que ellos de inmediato se hicieron cargo del área.

Se instalaron los cordones amarillos y el personal de Servicios Periciales y de la Fiscalía de Homicidios Dolosos, procedían a levantar cascajos y otras pruebas de campo.

Por lo menos 10 vehículos resultaron dañados por los impactos de bala.

Antes, varias ambulancias de Cruz Roja, que llegaron casi al mismo tiempo que los municipales procedieron a prestar los primeros auxilios a los heridos.

En un primer reporte se hablaba de 10 heridos, pero conforme pasó el día la cifra, extraoficialmente, se incrementó hasta los 21, algunos por heridas de arma de fuego, otros por golpes y fracturas al momento de huir de la balacera.

Amanecía cuando al menos dos helicópteros empezaron a "patrullar" desde las alturas por los rumbos de la carretera Internacional, salida norte, en donde el grupo especial de la PGJE instaló un retén, revisando cuanto carro iba circulando rumbo a la Maxipista.

Mientras tanto en la Fiscalía Especial de Homicidios Dolosos, se presentaron varias personas a identificar los cuerpos de los fallecidos para solicitar les sean entregados.

Fue fuera del área carnavalera: Alcalde

El presidente municipal, Alejandro Higuera Osuna, en una entrevista radiofónica prácticamente se "lavó las manos" por lo ocurrido al asegurar que la balacera había ocurrido fuera de la zona carnavalera.

Y en todo caso responsabilizó de lo sucedido a los dueños del "Antares" al no haber cerrado a las cuatro de la mañana. Insistió el alcalde en calificar como exitoso el operativo policiaco con motivo del Carnaval.

Se clausurará Antares: Gobernador

El Gobernador Mario López Valdez anunció ayer que el centro nocturno, Antares, donde ocurrió la balacera, donde murieron seis civiles será clausurado, pero que además, emprenderán dicha acción en contra de otros antros donde se fomenten los llamados 'narcocorridos'. 

Informó que recientemente se realizó una firma de convenio con la Cámara de la Industria, la Radio y la Televisión, a fin de evitar que se promueva la música alusiva a temas delictivos o del narcotráfico. 

"El convenio es para que nos ayuden a evitar todo lo que es narco corrido y todo lo que haga apología del delito, que lo único que hace es fomentar que los jóvenes agarren ídolos de papel. Queremos empezar a transmitir un programa de valores", dijo. 

Otra medida que se implementará en Sinaloa, agregó, será impedir que en los antros se ofrezca dicha música a sus clientes. 

"Eso lo hicimos con los medios, daré instrucciones para que quede como obligación que en los lugares como éstos también se retire este tipo de música, que lo único que hace es incitar a la gente que pueda andar bajo el influjo del alcohol o alguna droga, a que cometa actos de barbarie como esos", afirmó. 

El Alcalde de Mazatlán, Alejandro Higuera, se mostró conforme con la medida anunciada por el Gobernador y pidió el cierre de dicho tipo de establecimientos. 

"El tema del crimen organizado, tenemos doble moral. Por un lado hacemos apología del consumo de drogas y del crimen y al final del camino tenemos un problema en ese sentido. Espero que el Gobierno del Estado clausure ese lugar (Antares) y vea otro tipo de negocios que sí hay ese tipo de cosas que han proliferado en Mazatlán", sostuvo. 

En ese sentido, Higuera advirtió que algunos antros ubicados sobre la avenida Del Mar en Mazatlán podrían integrar la lista de los clausurados. 
"Hay algunos que están por la avenida Del Mar, donde ya han pasado incidentes. Este caso es el segundo. El otro día asesinaron a otros jóvenes.

Ahora es el otro problema de otros lugares que tienen este tipo de nicho de tipo de música que ha proliferado en Mazatlán, la segunda vez que estuve en Mazatlán no había. Hay que tener un control de ellos y aplicar las licencias municipales que para eso son", aseguró.


(Con información de El Sol de Mazatlán y Noroeste.com)

No hay comentarios. :

Lo más leído y comentado